Salte la navegación

No soy nada original al presentar la siguiente información, pero creo que quienes no sepan qué es chemombo, deben de.

Por ahí del los 60, 70 del siglo XX se dió un boomb en las ciencias sociales al diluir las fronteras entre las parcelas de conocimiento. No por generación espontánea, ya se sabe. Los hombres de ciencia pusieron el conocimiento patas pa’rriba. Nombres como Thomas Kuhn,  B. Russell,  G. Bateson, H. von Forester,  y más, ofrecieron otras miradas a lo aceptado como científico.

Entre estos personajes aparece Margaret Mead, antropóloga,  hay mucho que leer de ella, pero me centraré en la anécdota Chemombo:

Tratando de aprender la lengua de un grupo aborigen por un procedimiento denotativo,  Margaret señalaba un objeto y pedía que pronunciaran su nombre,  escuchando Chemombo cada vez que ella señalaba con el dedo los objetos. La  propia Mead  dice que pensó en lo aburrido que debía ser tal lengua, todo lo llamaban igual…, para averiguar, tiempo después que Chemombo, significaba señalar con el dedo.

Inferir, interpretar, decodificar nos ayuda a darnos posibles explicaciones ante lo que no tenemos respuesta alguna… pero siempre, siempre es bueno tener presente que hay otras posibilidades. Otras lecturas del mundo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: